Archivo - Imagen de archivo de una de las gasolineras de Mairena del Aljarafe - EUROPA PRESS - Archivo
Archivo - Imagen de archivo de una de las gasolineras de Mairena del Aljarafe - EUROPA PRESS - Archivo

El Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe, gobernado por el socialista Antonio Conde junto a Con Podemos-IU, ha adjudicado finalmente a Repsol el nuevo contrato licitado para el alquiler y explotación de la gasolinera de Ciudad Expo, enclavada en el entorno de mayor actividad comercial de la localidad; durante los próximos 15 años.

La memoria técnica de esta licitación, consultada por Europa Press, detalla que el Ayuntamiento ostenta la titularidad de los terrenos de la avenida de Cuba donde se alza la gasolinera de Ciudad Expo, recordando que fue en octubre de 1998 cuando fue constituido mediante escritura pública un derecho de superficie sobre esta parcela en favor de la Sociedad de Desarrollo Económico y Fomento del Empleo (Sodefesa), perteneciente el Consistorio, «con la obligación por parte de esta de construir la gasolinera y abonar el canon fijado, pudiendo transmitir el derecho a un tercero».

La empresa municipal de desarrollo, según el documento, cedió el derecho de superficie a Repsol Comercial de Productos Petrolíferos «por un plazo de 25 años, adquiriendo el compromiso de construir una estación de servicio para la venta al por menor de combustible para automoción», plazo que finalizaba el 13 de junio de este año, fecha en que el suelo con todas las instalaciones construidas en él pasarían a integrarse en el patrimonio municipal, según la memoria de esta licitación.

Ese día de junio, así, el Ayuntamiento pasaría a ser «el titular de la estación de servicios, compuesta por los elementos, muebles e inmuebles que constituyen una unidad empresarial en marcha afecta al ejercicio de la actividad principal de venta de combustibles y carburantes, además de otras actividades complementarias».

La memoria técnica de esta licitación, a la que concurrieron tres ofertas, recuerda además que la instalación estaba siendo gestionada por Campsared mediante un contrato de subarriendo que expiraba el 13 de junio de este año.

El conflicto de 2012

La sociedad Sodeoil, perteneciente a la sociedad municipal Sodefesa y entonces gestora de la instalación, había encadenado cinco años consecutivos con pérdidas, ante lo cual el entonces Gobierno local del PP exponía que dicha sociedad incurría en causa de disolución y se temía que su situación contagiase a la propia Sodefesa.

Tras un enconado conflicto laboral que incluyó el cierre temporal de la estación de servicio y un encierro de los trabajadores en su interior, la plantilla fue despedida por Sodeoil, extremo después anulado por el Tribunal Supremo; y dicha empresa, Repsol y Campsared acordaron un subarriendo gracias al cual la última de estas entidades subalquilaba la gasolinera, junto con la explotación de industrias o negocios instalados que previamente había arrendado Repsol a Sodeoil.

Canon en favor del Ayuntamiento

Ahora, después de que el pliego de licitación incluyese la obligación del adjudicatario de rendir al menos 168.115,72 euros anuales al Ayuntamiento, o sea más de 2,52 millones de euros en un plazo de 15 años; la adjudicación en favor de Repsol, resuelta tras un empate, recoge un canon anual de 336.231 euros, IVA incluido; es decir más de cinco millones de euros en los 15 años previstos para este alquiler.

«El contrato puede ser prorrogado por períodos anuales, hasta un máximo de cinco anualidades, no pudiendo superar los 20 años de duración total», especifica además el acta de adjudicación.

Deja un comentario