La Guardia Civil ha desarticulado un punto de venta de drogas en un centro comercial de Tomares camuflado como «Asociación de fumadores de marihuana». A finales del pasado mes de mayo, los agentes tuvieron conocimiento a través de usuarios de una galería comercial y del propio Ayuntamiento de Tomares, que en el centro comercial “Parque Aljarafe”, estaba abierto al público un local dedicado a “Club de Fumadores de Marihuana” y que del mismo se desprendía un fuerte olor a dicha sustancia que se apreciaba por toda la galería comercial. Asimismo ,informaban de un gran trasiego de jóvenes que entraban y salían de dicho local, transmitiendo sensación de inseguridad a los demás usuarios del centro comercial.

Por tales hechos, se inició una investigación enmarcada en la «Operación fumanchon», llevada a cabo por agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de San Juan de Aznalfarache, los cuales averiguaron que en dicho local existía una supuesta Asociación de Fumadores de Marihuana denominada “Ketama Club”, pero la misma no se encuentra registrada legalmente en ninguna Administración y ni posee licencia de apertura o alta en ninguna actividad económica.

Además, la Guardia Civil pudo observar que las personas que acudían a la citada Asociación solían permanecer en ella tan solo unos pocos minutos, sospechando que aparte de consumirse en el interior, también pudiera estar realizándose venta al exterior.

Venta de sustancias

Tras una serie de operativos para esclarecer los hechos, los agentes pudieron verificar que las personas identificadas al salir de la Asociación portaban sustancias estupefacientes entre sus pertenencias (Marihuana o Hachís) y que ellos mismos manifestaban haberlo comprado en dicha Asociación, quedando así demostrado un supuesto delito de tráfico de drogas.

Por todo ello, la Guardia Civil realiza la explotación de dicha operación con la entrada y registro al local, dando como resultado, la aprehensión de 539 gramos de hachís, más de un kilo y medios de marihuana y 176 euros en moneda fraccionada. En la Operación se han detenido a los dos responsables de los hechos, dos jóvenes de 23 y 24 años de edad, vecinos de Tomares y Sevilla, por un supuesto delito de contra la salud pública, quedando con ello desarticulado un punto de venta de drogas que estaba creando gran sensación de inseguridad para los usuarios del centro comercial.

Deja un comentario