La Policía Nacional ha liberado a tres menores retenidos durante cinco años por sus padres en Coria del Río. Según fuentes policiales los niños se encontraban en paradero desconocido desde que el Servicio de Protección de Menores acordó la retirada de su custodia por encontrarse en desamparo. Todo esto ocurrió en 2017, cuando los menores contaban con dos, tres y ocho años y residían en el Polígono Sur de Sevilla.

Los padres han pasado a disposición policial de forma inmediata. A ambos progenitores se les han imputado varios delitos. Por un lado, al padre, el de sustracción de menores y detención ilegal, así como el de atentado a un agente de la autoridad. A la madre, sustracción de menores y detención ilegal.

Los menores retenidos sin asistencia médica ni escolar en un vivienda okupa

El último domicilio conocido de la familia se ubicaba en el Polígono Sur de Sevilla capital. De aquello hace ya más de cinco años. El siguiente paso ha sido encontrar a los menores retenidos en una casa okupa de Coria del Río. Según ha explicado la Policía Nacional, el dispositivo se ha establecido de manera simultánea por ellos y por la Comisaría local de la localidad sevillana.

Tras varios días de vigilancia, se ha podido ratificar que las únicas personas que salían y entraban de la vivienda eran los padres. Así pues, se infiere que los menores retenidos han carecido de asistencia médica y acceso a la educación durante casi cinco años. Además, atravesar los límites de dicha casa ocupa habría sido muy complicado para los niños, ya que la vivienda cuenta con una puerta blindada sin llaves.

Los menores han sido puestos a disposición de los servicios de protección de menores de la Junta de Andalucía.

Deja un comentario